ENTREVISTA: Liz França, caricaturista brasileña.

La caricatura es una posibilidad de reinventar y experimentar la gracia e ironía de las cosas; permite invitar a otros a formar parte de esta experiencia:
Liz França


Fabiola Aguayo

Dibujante, caricaturista e ilustradora, Liz França es una talentosa artista brasileña, ganadora del XII Concuro Internacional de Caricatura Editorial. Iinició su carrera publicando caricaturas para “El comercio” y el periódico de Brasil “Hoja de Pernambuco”. Además de su participación en eventos, también ha realizado  ilustración para algunos libros y animaciones. Debido a que en su tiempo los medios de comunicación brasileños pasaban por un momento de crisis, se vio obligada a buscar una nueva forma de estabilidad financiera y nuevas oportunidades, actualmente es una artista que se ha adentrado en el mundo del trabajo independiente.

 

Esta artista encuentra en la caricatura una posibilidad de reinventar y experimentar la gracia e ironía de las cosas que le permite invitar a otros a formar parte de esta experiencia, pero que también le permite reflexionar y hacer reflexionar a otros sobre distintos temas que en la sociedad muchas veces pasan desapercibidos. Es una forma que permite expresar una denuncia, un sentimiento y lo inesperado y divertido de las cosas.

Además, encuentra en las redes sociales la oportunidad de destruir o descomponer ciertos prejuicios adoptados en la sociedad pues ya que estas le permite a la “minoría” exponer sus ideas y denuncias. Estas sirven como un recurso que le da la posibilidad al humor de jugar y deformar los estereotipos. Y aunque no existe una regla escrita sobre los límites del humor gráfico Liz menciona que: “En Brasil el tema de la violencia contra las mujeres, los negros, los indios, la comunidad LGBT… y los chistes que refuerzan los estereotipos respecto a ellos, no es tan tolerado como antes.

Es decir, que el humor encuentra en esto una nueva perspectiva sobre el papel de los prejuicios en el humor y viceversa, logrando que quien es creador de la burla o el chiste sea más consciente sobre la forma en que plasma su mensaje y lo que este transmite. Obligando a repensar y reflexionar sobre la manera y los temas de los que usualmente hacemos burla y que inconscientemente influyen en nuestra percepción del entorno que nos rodea.

Así, ciertos temas que de los que antes se podía hacer una burla “inofensiva” ahora ya no resultan graciosos para ciertas personas, más bien todo lo contrario. El objetivo es reflexionar sobre la forma en que hacen el humor y no sólo buscarla risa fácil. Y, aunque, como menciona: “es un momento difícil para los que producen humor en Brasil” y la caricatura no tiene tanta presencia en los periódicos como antes, ella nos dice que aunque esto es un trabajo complicado: “[…] El dibujante sufre, pero se divierte

Leer la Entrevista Completa:
EspañolPortugués

1. ¿Puede contarnos, en unas cuantas palabras, quién es Liz Franca?

 

Soy una dibujante, caricaturista e ilustrador brasileña, nacida en Pernambuco.

Licenciada en Artes Plásticas por la Universidad Federal de Pernambuco – UFPE, Brasil, y en ilustración por el Instituto Politécnico de Cávado y Ave – IPCA, Portugal. Antes de entrar en la universidad ya había hecho algunos cursos de dibujo y me gustaba tanto el humor gráfico que me afilié a la «Asociación de Caricaturistas de Pernambuco», donde tuve la oportunidad no sólo de publicar mis caricaturas en el «jogo dos erros» del periódico “El Comercio», sino también de participar en eventos como caricaturista.

Además, participé en proyectos en los que ilustré algunos libros e hice algunas animaciones. Trabajé durante 6 años en el departamento de arte del periódicoHoja de Pernambuco” y paralelamente siempre participé en eventos, concursos y exposiciones de dibujo. De estos concursos recibí algunos premios, siendo algunos del ellos: 1er lugar en el XII Concurso Internacional de Caricatura Editorial, Mención de Honor en caricatura en el XX Porto Cartoon y Mención de Honor en el XII Concurso Internacional de Caricatura Don Quijote.

 

2. ¿Cuándo nació su pasión por ejercer la caricatura?

 

Cuando comencé a formar parte de la “Asociación de caricaturistas de Pernambuco” empecé a conocer/seguir más el trabajo de mis colegas, despertó mi interés por el tema pero me parecía una cosa distante. Sólo cuando entre a trabajar en la redacción del periódico se convirtió en algo serio.

 

3. ¿Qué es lo que más disfruta de su labor?

 

La posibilidad de reinventar, experimentar, intentar, ver e invitar a las personas a experimentar la gracia e ironía de las cosas.

 

4. ¿Por qué ha decidido trabajar de manera independiente?

 

Las circunstancias ayudaron. Los medios de comunicación impresos estaban pasando por un periodo de incertidumbre, cambio y transición. Los periódicos estaban pasando por dificultades (retrasos en los salarios, despidos, etc.)… así que pensé que sería el momento de salir especializarme en el campo y así, quién sabe, tener más oportunidades. Como ya estaba haciendo cosas independientemente del periódico, continué.

 

5. ¿De dónde obtiene su inspiración?

 

Depende del trabajo, puede ser del día a día, de algo que veo o leo en las noticias o de una investigación cuando se trata de algo más específico.

 

6. ¿Cuál es el mensaje que busca transmitir con su trabajo?

 

Como me permito reflexionar sobre varios temas (sociales, costumbres, actualidad, género) por muy poco pretencioso que sea… acaba siendo: un sentimiento, una denuncia, lo absurdo o divertido de las cosas.

 

7. Existe alguna caricatura o caricaturista de Latinoamérica que admires ¿Por qué?

 

Si. Hay mucha gente talentosa, evidente mente unos más que otros, que nos inspiran en diferentes momentos de la vida y que descubrimos con el paso de los años. Tengo tres, que recuerdo con cariño, de cuando estaba aprendiendo a dibujar viñetas y caricaturas, porque me gustaba su humor y los trazos: Quino, Henfil y Loredano.

 

Entre las mujeres destaco dos caricaturistas: Elena Ospina, no sólo por su trabajo, sino por ser muy activa en los concursos. Recuerdo que siempre veía sus participaciones y eso me motivaba a participar; y Nani Mosquera, defensora de los derechos de la mujer. Tambien es una mujer muy activa en los concursos. Recuerdo lo importante que fue para mí participar en la exposición: “»Las mujeres creadoras y el arte de la caricatura», que me hizo conocer el trabajo de tantas otras y reflexionar más sobre el trabajo y la participación de las mujeres en este ámbito.

 

8. Desde su perspectiva ¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de su carrera hasta el día de hoy?

 

Es difícil señalar alguno… ya que la vida está llena de altibajos. Pero creo que el mejor fue cuando gané mi primer premio, porque acabo sirviendo para otros como un “sello de calidad”.

El peor, creo que para todos, es este momento de la pandemia de Covid-19. El área ya no esta tan valorada y nos enfrentamos a cuestiones que van más allá de lo económico… acaba interfiriendo en nuestra creatividad, productividad y estímulos.

 

9. Podría definir con sus palabras ¿Qué es la caricatura? ¿Y el humor?

 

En Brasil, la caricatura es más bien un retrato humorístico en el que se destacan tanto los rasgos físicos como los de la personalidad, y también puede tener un sesgo político.

El humor es lo inesperado, lo que nos atrapa con gracia, exageración o ironía.

 

10. Desde su perspectiva, ¿qué tanto cree que la frase “en mi país, tú mueves una piedra y sale un humorista” aplica en el país donde vive?

 

No tanto. Aunque las redes sociales facilitan el conocimiento de los dibujantes, son pocos los que se interesan específicamente por el área.

 

11. ¿Existe algún tipo de tabú en la caricatura brasileña? ¿Existe algún tema que usted y/o la sociedad brasileña actual no toleraría caricaturizar?

 

Una de las bondades de las redes sociales es la posibilidad de responder inmediatamente a las injusticias, lo que le permite a las «minorías» exponer lo que piensan y destruyen ciertos prejuicios que a menudo se utilizan como recurso para el humor. Y muchos de nosotros estamos atentos a esto, ya que son los temas más recurrentes.

A pesar de no tener un consenso sobre los límites del humor gráfico, en Brasil el tema de la violencia contra las mujeres, los negros, los indios, la comunidad LGBT… y los chistes que refuerzan los estereotipos respecto a ellos, no es tan tolerado como antes.

 

12. ¿Cuál cree que es la importancia e impacto que su trabajo tiene en la sociedad?

 

Por muy poco pretencioso que sea mi trabajo, nos damos cuenta de que ciertos temas acaban pasando desapercibidos ya sea por falta de atención o de comprensión… y una forma relajada de invitar a la gente a pensar y reflexionar sobre estos es a través del arte. A veces las reacciones son positivas, a veces negativas, pero lo importante es que el alcance va más allá del círculo de amistades.

 

13. ¿Cómo ve el estado actual del humor en el país donde vive, en televisión, radio, teatro, literatura y gráfica?

 

En Brasil, creo que es de muchos cambios. Todavía tiene una resistencia (por estar arraigado en la cultura también) en ver que ciertos tipos de humor, principalmente por las razones que hablé en la pregunta 11, ya no es divertido. En los canales abiertos de los programas populares, sigue siendo habitual ver/escuchar cosas de todo tipo que pasan desapercibidas, sólo por la risa fácil.

Sin embargo, hay un cambio que, poco a poco, de un tiempo para acá, se ha hecho más evidente en los medios de comunicación y en los propios artistas: la preocupación por revisar su comprensión sobre el tipo de humor y material que producen. Ya sea porque están más concienciados, o por miedo a la «cancelación»… ya que hay una parte de personas más informadas que aprovechan para hacer sus críticas en las redes sociales y así movilizar a otras personas a reflexionar.

Además, es un momento difícil para los que producen humor en Brasil por los absurdos del actual gobierno (que parece ser una «broma preparada») y sus seguidores, que persiguen/intimidan a los que lo critican. Generando una ola de malas interpretaciones y confusión en la gente.

 

14. ¿Cree que la caricatura tiene el reconocimiento que se merece?

 

No. Creo que todavía está en un segundo plano. Muchos periódicos que antes tenían más, se han reducido mucho. Incluso los concursos y los eventos sobre el tema tienen dificultades para recibir incentivos para mantenerse.

 

15. ¿Quisiera agregar algo especial para nuestros lectores?

A pesar de las cosas que he explicado aquí… El dibujante sufre, pero se divierte.

1. Você pode nos dizer, em poucas palavras, quem é Liz França?

Uma cartunista, caricaturista e ilustradora brasileira, natural de Pernambuco.

Sou formada em Artes Plásticas pela Universidade Federal de Pernambuco – UFPE, Brasil, e em ilustração pelo Instituto Politécnico do Cávado e do Ave – IPCA, Portugal. Antes de entrar na universidade já fazia alguns cursos de desenho e gostava muito do humor gráfico, tanto que fui fazer parte da “Associação dos Cartunistas de Pernambuco” onde tive a oportunidade não só de publicar meus cartoons no “jogo dos erros” do “Jornal do Commercio”, mas também de participar de eventos como caricaturista.

Além disso, participei de projetos onde ilustrei alguns livros e fiz umas animações. Trabalhei 6 anos na arte do jornal “Folha de Pernambuco” e, paralelo a isso, sempre participei de eventos, concursos, exposições de desenho. Destes concursos recebi alguns prêmios, sendo um deles: 1º lugar no 12th International Editorial Cartoon Contest, Menção honrosa em caricatura no XX Porto Cartoon, Menção honrosa no 12th Don Quichotte International Cartoon Contest.

 

 

2. Quando nasceu sua paixão por cartoon político?

Quando comecei a fazer parte da “Associação dos Cartunistas de Pernambuco” e passei a conhecer/acompanhar mais o trabalho dos colegas, despertou-me o interesse pelo tema, mas me parecia uma coisa distante pra mim. Só quando fui trabalhar na redação do jornal é que passou a ser a sério.

 

 

3. O que você mais gosta em seu trabalho?

A possibilidade de se reinventar, experimentar, de tentar ver e convidar as pessoas a verem também a graça e ironia das coisas.

 

4. Por que você decidiu trabalhar de forma independente?

As circunstâncias ajudaram. Os meios impressos estavam passando por um período de incertezas, de mudanças e de transição. Os jornais estavam passando por dificuldades (salários atrasados, demissões, ect.)… então pensei que seria o momento de sair para fazer uma especialização e assim, quem sabe, ter mais oportunidades. Como já fazia coisas independente do jornal, continuei.

 

5. De onde você tira sua inspiração?

Depende do trabalho. Pode ser do dia-a-dia, de algo que vejo ou leio nas notícias ou de uma pesquisa quando é algo mais especifico.

 

6. Qual é a mensagem que você procura transmitir com seu trabalho?

Como eu me permito refletir sobre assuntos variados (social, costumes, atualidades, gênero) por mais despretensioso que possa ser… acaba sendo: um sentimento, uma denúncia, o absurdo ou graça das coisas.

 

7. Existe algum cartunista ou caricaturista latino-americano que você admire? Por quê?

Sim. Tem muita gente boa, alguns em mais evidência que outras, que são inspiradoras em vários momentos da vida e que descobrimos com o passar dos anos. Por memória afetiva, tem 3, de quando estava aprendendo desenhar cartoons e caricatura, por gostar do humor e do traço: Quino, Henfil, Loredano.

Já entre as mulheres, destaco duas cartunistas: Elena Ospina, não só pelo trabalho, mas também por ser bem ativa nos salões. Lembro que sempre via participações dela e isso me motivava a participar; e Nani Mosquera, defensora dos direitos das mulheres, também é uma cartunista bem ativa nos salões. Lembro a importância que foi pra mim participar da exposição “Las mujeres creadoras y el arte de la caricatura” que me fez conhecer o trabalho de tantas outras e refletir mais sobre o trabalho e participação feminina neste meio.

 

 

8. De sua perspectiva, qual tem sido o melhor e o pior momento de sua carreira até agora?

É difícil pontuar… já que a vida é feita de altos e baixos. Mas acredito que o melhor foi quando ganhei meu primeiro prêmio, pois acabou servindo para os outros como um “selo de qualidade”.

E pior, acho que pra todo mundo, é este momento da pandemia da Covid-19. A área já não é tão valorizada e nos deparamos com questões que vão além da financeira… acabam por interferir na nossa criatividade, na produção, incentivos.

 

 

9. Você poderia definir em suas próprias palavras o que é caricatura? e o que é humor?

No Brasil, a caricatura é mais um retrato humorístico onde são salientados traços, tanto físico quanto da personalidade, podendo ter, também, um cunho politico.

Humor é o inesperado, que nos pega com graça, exagero ou ironia.

 

10. De sua perspectiva, quanto você acha que a frase «em meu país, você move uma pedra e sai um cartunista» se aplica no país onde você mora?

Acho que não chega a ser tanto assim. Apesar das redes sociais deixarem conhecer mais facilmente os cartunistas, são poucos que se interessam especificamente pela área.

 

11. Existe algum tipo de tabu na cartoon politico brasileira? Existe algum assunto que você e / ou a sociedade brasileira atual não tolerariam na cartoon?

Uma coisa boa das redes sociais é a possibilidade de resposta imediata a injustiça, permitindo que “minorias” exponham o que pensam e possam desconstruir certos preconceitos muitas vezes usados como um recurso para o humor. E muito de nós ficamos atentos a isso, por ser temas mais recorrentes.

Apesar de não ter um consenso sobre os limites do humor gráfico, no Brasil é muito sério a questão da violência contra a mulher, o negro, o índio, a comunidade LGBT… e piadas que reforçam estereótipos relativos a elas, já não é tão tolerado como antigamente.

 

 

12. Na sua opinião, qual é a importância e o impacto de seu trabalho na sociedade?

Por mais despretensioso que possa vir a ser o meu trabalho, a gente percebe que certos assuntos acabam passando despercebido ou por falta uma atenção, um entendimento… e um meio descontraído de convidar as pessoas a pensarem e a refletirem conosco é através da arte.

Às vezes, as reações são positivas outras negativas, mas o importante é que o alcance vai além do ciclo de amizades.

 

 

13. Como você vê o atual estado de humor no país onde vive, na televisão, rádio, teatro, literatura e arte gráfica?

No Brasil, acho que é de mudanças. Ainda tem uma resistência (por estar entranhado na cultura também) em enxergar que certos tipos de humor, principalmente pelos motivos que falei na questão 11, já não tem graça. Em canais abertos nos programas populares, ainda é comum vê/ouvir coisas de todo tipo que passam batido, só pelo riso fácil.

Porém, existe uma mudança que aos poucos, de uns tempos para cá, ficou mais evidente nos medias e nos próprios artistas a preocupação de rever seu entendimento sobre o tipo de humor e material que produzem. Ou por ficarem mais conscientes, ou por medo do “cancelamento”… já que tem uma parcela de pessoas mais informadas que aproveitam para fazer suas críticas nas redes sociais e desta forma mobilizar outras pessoas a refletirem.

Além disso, é um tempo difícil para quem produz o humor no Brasil pelo momento dos absurdos do governo atual (que parece ser uma “piada pronta”) e seus seguidores, por perseguir/intimidar quem o critica. Gerando uma onda de más interpretações, confusão nas pessoas.

 

 

14. Você acha que a caricatura tem o reconhecimento que merece?

Não. Acho que ainda é colocada em segundo plano. Muitos jornais onde tinha-se mais, reduziram bastante. Até os salões, eventos do tema tem dificuldades em receber incentivos, de se manter.

 

 

15. Você gostaria de acrescentar algo especial para nossos leitores?

Apesar das coisas que falei aqui… Cartunista sofre, mas diverte-se.

Relacionados

Ir al contenido