Textos en masa para una sociedad hambrienta

Al buen espectador…
Tamara Almazán

Caricatura del DíaComo una receta diaria del Plato del Bien Comer, el Plato del Bien Ver se conforma por una variedad de contenido digital que el usuario, por lo menos en mi contexto, necesita consumir diariamente.

Facebook se posiciona como la red social predilecta por los cibernautas; ahí aprendimos a tener una pronta ingesta de información de acuerdo con las páginas que “seguimos” y, sobre todo, según las amistades que tenemos añadidas y “seguimos” voluntariamente, o bien, que se nos ha pasado “dejar de seguir”.

Huelga decir que esta red se especializa en brindar publicaciones al mayoreo, especialmente de los medios digitales nativos, y la adicción que pretende alentando a esa actualización constante de historias. De esta forma, nuestra experiencia al navegar por Internet se satisface sin mayor esfuerzo: ese estudio que “revela” lo que justo se necesitaba saber, listados que muestran lo que deben ver, leer o escuchar si es que son personas seguras de sí mismas o inteligentes, noticias generales del exterior -que resuenan más que las nacionales-, notas alarmantes y una pizca de humor para anestesiar lo que acabamos de saber.

Hágase la LuzEn México, durante noviembre de 2016 Cultura Colectiva logró ascender al #1 del “Ranking de Medios Nativos Digitales” tomando en cuenta el número de visitas al mes, empleando una computadora de escritorio, dejando atrás a noticieros como Aristegui Noticias y Sin embargo.
No sorprende, por lo menos en mi muro de noticias, un 85% del contenido que comparten diario los contactos pertenece a esta página, pero, ¿por qué? “Es que tienen una respuesta a la necesidad de cada quien”, me dijo Luis del Valle.

Siguiendo este mismo sentido común, la viralización de absurdos estudios se da cuando “revelan” algo positivo de alguna de nuestras características negativas; porque, no, la impuntualidad jamás nos llevará al éxito mientras que, compartir o acatar los puntos de una lista ficticia, lo único que hará será optimizar una estrategia de mercadotecnia.

“Las redes sociales solo muestran a un fragmento particular de la realidad que el usuario prefiere ver. No se trata de una visión completa. El sociólogo Jan-Hinrik Schmidt habla de “un público personal”. Los usuarios buscan informaciones que confirman sus expectativas”. -Andre Wolf

¿Y esa dosis de noticias fatídicas?, por el lado del espectador, la tendencia a buscar lo alarmante se responde con el funcionamiento de nuestro cerebro que “está programado para buscar amenazas y para detectar el peligro. Es una función biológica que nos protege y nos permite reaccionar con bravura ante situaciones que podrían acabar con nuestra vida”.*

IroníasAunado a lo anterior, dice el politólogo Javier Urrea Cuéllar que “Las malas noticias son las buenas noticias, porque generan mucha audiencia y permiten la construcción de la realidad en términos de color y escándalo. Sin embargo, que lo más negativo y terrible sea los más noticiable, refleja el estado de una sociedad caníbal adicta a la violencia.”2

El Plato del Bien Ver, como decidí acuñarlo, no aboga por una buena salud interior ni en pro del tiempo perdido. Si bien el acceso a Internet se da con diferentes fines, según los gustos e intereses de cada quien, lo que no se debe perder de vista es que, como todo producto, valdría la pena asumir lo que se está consumiendo y, si no convence, exigir un mejor contenido. Porque, vaya, si llegamos a Internet huyendo de la televisión, ¿por qué consumir las mismas fórmulas con nuevo formato?


Relacionados