Yarrington y Duarte de Ochoa. ¿Linchamiento Electoral?

Los mexicanos hemos aprendido con el paso del tiempo que el sistema permite que caigan en desgracia unos cuantos de los corruptos y delincuentes que lo integran.